Instagram @martt_5

Instagram: @martt_5 Follow me :)

jueves, 19 de enero de 2017

Última etapa. Bangkok Dia&Noche #Tailandia 2015

Bueno, pues al final se me han juntado los viajes de Tailandia y Malasia, asi que mientras termino de reunir todas las fotos voy a terminar ya con este, que solo me queda hablaros de Bangkok, y es imprescindible que hable de esta impresionante ciudad.

Vamos a acabar esta aventura Tailandesa volviendo a la capital: BANGKOK. Después de diez días de locura recorriendo todo lo que pudimos llegamos a Bangkok para pasar allí las últimas 72 horas del viaje. Estábamos tan agotados que vimos muy pocas cosas y dormimos mucho, pero los sitios que visitamos son tan impresionantes que mereció la pena. Los tres grandes objetivos fueron: El palacio Real, el templo Wat Pho y el ambiente nocturno. Incluyo un mapa con los sitios que visitamos identificados por colores.
Nos ubicamos un poco:




El Hotel que cogimos (Tim House) no nos gustó demasiado pero estaba muy bien ubicado para ir andando a los dos primeros sitios (andando un poquito bastante pero no demasiado) así que solo necesitamos taxi para conocer la vida nocturna tailandesa y el transporte público solo lo usamos para volver al aeropuerto, el resto, todo caminando.

Lo que más nos chocó de Bangkok, en comparación con el resto de sitios que visitamos en Tailandia, fue lo desorbitado de sus precios. TODO carísimo. El primer día buscando restaurante para comer nos entraba la risa e incluso pensábamos que se habían equivocado al poner los precios. Acostumbrados a comer por unos 50-150 THB (1,30-4€) de repente veíamos en las cartas 500, 650, 820 thb... y claro, lo primero que pensamos es que habían puesto un 0 de más en todos los precios... pero no, iban en serio. Y lo mismo con los monumentos, en Ayutthaya (ver aqui) ya nos había parecido caro tener que pagar 100 thb por entrar en cada templo y aquí lo mínimo eran 500thb por persona, y ya la locura fue el palacio real ¡¡1000 bats!! que equivale a 25,50€  y así nos pasó. Que como tratábamos de quedarnos sin dinero para no volvernos a España con Bats, estábamos pobres ya que habíamos calculado con los precios habituales, y entrar al palacio fue toda una aventura: 
Panorámica palacio real
Visitar el Palacio Real, misión imposible: El primer día estaba cerrado a la hora que fuimos, el segundo día no llevabamos la ropa adecuada (y es que ahí no les vale el típico pañuelo para taparte los hombros y las rodillas, tiene que ser pantalón largo y camisa), así que tras conseguir la indumentaria adecuada y comernos la cola de las entradas casi nos desmayamos cuando nos dijeron el precio... así que nada, abortamos misión. Y tras mucho argumentar pros y contras llegamos a la conclusión de que HABÍA que visitarlo, Y ya, por fín, el último día en Bangkok sacamos nuestros últimos billetes en el cajero, nos vestimos adecuadamente (a Jorge le dieron una camisa allí en el palacio para taparse, iba muy elegante jajaj) y conseguimos entrar a visitarlo. Mereció la pena, todo hay que decirlo.

4 de agosto de 2015.
Lo bueno de recorrer las calles a pie es que vas descubriendo templos increíbles que aparecen de la nada entre varios edificios. Este por ejemplo, Wat Ratchabophit, creemos que formaba parte de un colegio, porque al rededor había clases con niños uniformados. no entramos dentro pero nos encantó por fuera. ya que al rededor tenia un recinto circular precioso, con unas lámparas un tanto horteras (como de lana rosa) y una cosa muy importante ¡entrada GRATIS! si si, que eso ahí en la capital es algo fuera de lo común. Y como veis, como no está en las guías, no hay absolutamente ningún turista. 




de ahí ya fuimos directos a Wat Pho, un sitio alucinante, precioso, enorme, es un templo formado por muchos templos, muchas pagodas todas diferentes, con un montón de colores, diferentes alturas, diferentes formas. Y una de las cosas más importantes que ver es un buda enoooooorme que está tumbado en el interior de uno de los templos, dorado y que ni siquiera cabía en una sola foto, así que os pongo solo la parte de la cabeza. es el buda reclinado más grande de la ciudad.

El vestido que llevaba me lo compré el día anterior en Ayutthaya y venía genial porque tapaba las rodillas y así con un pañuelo me tapaba los hombros y lista para entrar en cualquier templo. Además tiene la mayor colección de budas de Tailandia. Todo el recinto ocupa un total de 8 hectáreas. Una pasada. La entrada incluía una botella de agua, que eso siempre viene muy bien.



A pesar de estar nublado mucho rato, y amenazar de lluvia a veces, hacia un calor de morirse, y el paraíso lo encontrabas delante de cualquier ventilador.



Al salir de este maravilloso templo intentamos entrar en el Palacio Real, que está justo en frente, pero estaba cerrado, así que fuimos dando un paseo hasta el hotel, recorriendo un par de parques y entrando en algunos templos que nos íbamos encontrando por el camino.
El palacio por fuera


Por la tarde-noche cogimos un taxi hacia el barrio de Silom que habíamos leido que era la zona gay por excelencia y nos apetecía ver el ambiente. como en todos estos sitios había un mercado nocturno, con mucha gente y mucha vida. En seguida nos intentaron vender un Show de chicas que hacen cosas con sus pussys (si, esque dicho en inglés suena como mejor, pero vamos, que hacian cosas con sus chichis) y no, no teníamos ningún interés por ir. Pero joe, al final nos pusimos a negociar y entramos por la mitad de lo que nos pedían (en su momento nos pareció un chollo pero luego fue un poco decepcionante y nos resultó carisimo). Nos llevaron por varias calles hasta llegar al local "Super Pussy" se llamaba, y con eso lo digo todo. Cuando íbamos hacia allí vimos un montón de locales de lo mismo, con chicas super guapas en la puerta, muy sexis... pero al entrar en nuestro antro las mujeres eran muy diferentes. En realidad no supimos si eran hombres o mujeres (porque allí está muy de moda los Lady-boys que son hombre operados, transexuales vamos) Estuvo curioso pero un poco desagradable a veces, y aburrido a ratos. Así que nos fuimos rápido, cuando empezaron a repetirse los "trucos". Los que más nos impresionaron o sorprendieron fue una chica que lanzaba dardos y explotaba unos globos que estaban colgando del techo ¡¡Si yo no soy capaz de hacerlo ni lanzándolos con la mano!!  increíble jajaj y otra que lanzaba pelotas de ping-pong al público que les habían dado unas palas para devolverlas... muy turbio todo jajjaja, otras se sacaban un montón de cosas de ahí dentro, otra dibujaba sujetando el rotulador con el chichi, otra fumaba, otra tocaba una trompeta... cosas muy extrañas.
Cositas que te vas encontrando por la calle
Al salir cenamos en un puesto callejero, y sufrimos un poco para volver al hotel porque se nos juntó todo: no habíamos cogido el mapa de Bangkok, no teníamos tarjeta del hotel, ningún taxi nos entendía ni sabia donde estaba ese hotel. Ninguno de los dos se había llevado el móvil (increíble verdad?)... así que al final les dijimos que nos llevasen a un monumento que hay cerca del hotel para ya ir caminando desde allí, pero por suerte al ir hacia el monumento Jorge reconoció la calle del hotel y nos dejó en la puerta. Así contado parece una tontería pero cuando llevas veinte minutos en una ciudad al otro lado del mundo, donde nadie te entiende, donde no conoces las calles, donde todo está oscuro (es lo que tiene que sea de noche)... pues te desesperas mucho y resulta muy frustrante...
Memorial Bridge
5 agosto: desayuno en 7eleven (granizado de chocolate, rico, rico), intentamos, por segunda vez, ir al palacio, pero no teníamos la ropa adecuada (no vale ponerse un pareo para taparse las rodillas ni los hombros, tiene que ser manga que tape y pantalon largo). así que volvimos al hotel, llegamos a la cola. y OH DIOS MIO que caro! 1000THB!!!! (unos 25€) decidimos que seguro que no era tan necesario visitarlo, hicimos un par de fotos desde fuera y nos fuimos. Encontramos un muelle desde donde hacían excursiones en barca y negociamos un precio para que nos llevasen a ver un mercado flotante, una piscifactoria de truchas, canales, templos... pero nos sentimos timados, porque nos gastamos bastante dinero y no vimos nada. El supuesto mercado era un señor en una especie de canoa vendiéndonos cocacolas, la piscifactoria era un sitio donde unos niños tiraban migas al agua e iban peces a comer, y el templo para visitarlo tenias que dejar el barco y ya se iba sin ti. Preguntamos si cobraban por visitar el templo, y nos dijeron que no, pero ¡oh, sorpresa! después de decir adiós al barquero e ir a entrar al templo nos cobraban, así que lo vimos desde fuera, que además estaba en obras. Así que en un banquito muy fotogénico nos hicimos una foto con la cara de cabreo que teniamos en ese momento (puesta al final)...

y ahí, perdidos y abandonados al otro lado del rio, cabreados con el mundo y sin querer pagar un barco que nos cruzase, comenzamos a andar para volver caminando al hotel. Fue agotador, pero también nos permitió ver algunas cosas que no teníamos previstas: una iglesia católica, un par de templos, un colegio con un jardín precioso con un lago. y por fin llegamos al puente que también me pareció muy fotogénico.
Iglesia de Santa Cruz (en el mapa representada con una cruz en negro
Memorial Bridge
Para descansar fuimos al parque que habíamos visto el día anterior. y fue muy agradable. Había un montón de gente haciendo ejercicio. grupos haciendo Yoga, gente haciendo aerobic o algo del estilo, con música y una mujer al frente, Jorge se puso a jugar a la pelota con unos chicos. A mi me dejaron un aro enorme para hacer hula-hop, que como pesaba!! y a las 18:00h, como todos los días. la gente se puso de pie, inmóvil y en silencio. y empezó a sonar el himno. Es super curioso ver como la vida en el parque se detiene completamente. Al acabar el himno, todos se despidieron, recogieron sus cosas y se fueron del parque.
El aro enorme. La gente es muy simpática y te puedes poner a hacer actividades con ellos.
Después de descansar un poco nos fuimos a un night market (mercado nocturno, llenosde puestos de ropa, comida y todo lo que te puedas imaginar. Quise probar una brocheta de escorpión pero Jorge no se atrevió y no me dejó porque en unas horas cogíamos el avión y como me sentase mal íbamos a pasar una vuelta movidita.
y para finalizar la noche nos hicimos un tatuaje de henna, mismo diseño pero cada uno en un sitio distinto. y lo elegimos entre un montón de diseños que te proponen y que puedes modificar a tu gusto. Y la verdad es que me he enamorado de él. creo que tiene mucho significado para mi y me gustaría hacérmelo en un futuro de verdad, pero quiero estudiar bien cada detalle para que todo signifique algo.
No encuentro la foto... así que la cojo de mi instagramm
6 agosto: último intento de visitar el PALACIO REAL! y por fin con éxito, bien vestido (a Jorge le dejaron una camisa para taparse los hombros). Es un recinto espectacular lleno de colores, dorados, cúpulas y torres. una maravilla que hay que ver (sin pensar en lo que cuesta, que como ya dije, en comparación con el resto del país, es una barbaridad). Lo disfrutamos mucho y fue un final de viaje espectacular.




Temple of the Emerald Buddha
De vuelta al aeropuerto la verdad es que no me acuerdo como fuimos. Me suena mucho que en metro porque tengo una foto en el muro de un edificio en la puerta del metro, sin embargo me acuerdo de que en el taxi fuimos viendo las calles y el Palacio de las cortes que no habíamos podido ver caminando... pero vamos que se puede ir de cualquier forma.

Escala en Jordania, donde aprovechamos para cargar los aparatos electrónicos y dormir un poco (tirados en el suelo, que era muy cómodo porque era moqueta, y además siempre hay que coger la manta y almohada del avión para estas cosas) y de vuelta a Madrid...

Desde luego, TAILANDIA, un destino para repetir.


Y como siempre, mas fotos: 
Del Palacio Real, que es taaaaan impresionante que hay fotos que hacer en todas las esquinas!









Reproducción de uno de los Templos de Angkor (Camboya)






Memorial Bridge .

Rattanakosin Exhibition Hall




Wat Pho
















1 comentario:

  1. Maravilloso lugar y capturas visuales,
    un placer leerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar